Entradas

Mostrando entradas de 2012

Las huellas de las bombas

Imagen
La guerra empieza a endurecerse. Las incursiones aéreas empiezan a sobrevolar la provincia de Teruel. Los bombardeos cada vez son más constantes. El zumbar metálico de los aviones facciosos resuena atemorizando a los habitantes de La Puebla de Valverde.

La calle Pi y Margall

Imagen
Anteriormente ya recorrimos esta calle pero esta vez descenderemos por la angosta costera, situada en la parte baja de la ciudad, que nos lleva hasta la orilla del río.

Mirando el mapa

Imagen
No me he perdido. Ni si quiera se me ha pasado por la cabeza dejar este camino y volverme a casa. Solamente estoy revisando paciente y concienzudamente el mapa de mi historia.

El Miliciano

Imagen
Sí. Éste es Antonio Bustillo, el tío de Miguel. Me acordé de esta foto el día que empecé a trazar las directrices de esta historia.

Con permiso

Imagen
Me he permitido la licencia de poder mover a mi antojo alguno de los comercios que en 1.937 albergaban las casas del centro de Alcoy. Es el caso del Bar Nou Manila situado en la realidad en la calle Cura Benlloch nº 3.

Viaje a la realidad

Imagen
Me he desviado del camino para adentrarme en el corazón de Teruel. Una bella ciudad, que no tuvo el indulto ni la compasión de tan cruel guerra, y que las bombas dejaron su rastro por doquier. Una ciudad histórica por diversos motivos.

Indeciso

Imagen
Otro día gris. Cielo encapotado y una brisa que hiela el alma. La mañana parece tranquila. Los paqueos entre trincheras cesaron ayer al anochecer. Una buena noticia llega al campamento.

Punto muerto

Imagen
Demasiada información. Debo parar para ordenar datos, lugares y fechas históricas. Pero algo me dice que no me tengo que detener aún. Hay que recabar un poco de información más para averiguar si hay algún movimiento de la tropa.

El principio del camino…

Imagen
Llevaba tiempo pensando en empezar a escribir algo, a recorrer ese camino repleto de cuestas, bajadas y algún bache que otro en el sinuoso trayecto de crear una historia. Esperaba el momento de echar a andar.