El principio del camino…



Llevaba tiempo pensando en empezar a escribir algo, a recorrer ese camino repleto de cuestas, bajadas y algún bache que otro en el sinuoso trayecto de crear una historia. Esperaba el momento de echar a andar.
Y llegó.Pero nunca imaginé que en ese viaje me acompañarían los mejores compañeros que podía tener para que mi ánimo no cesara enseguida. Y aquí siguen, a mi lado. Desde las personas que diariamente me apoyan dándome su mano, las que me aconsejan explicándome que dirección debería seguir, hasta las que me ayudan ofreciéndome agua. Sin todas ellas, seguramente, me hubiera detenido en la primera cuesta. De antemano, os agradezco a todos vuestra inconmensurable ayuda. El paisaje del camino que he escogido se remonta a mitad de la guerra civil, en el centro de la ciudad de Alcoy, dónde un par de amigos seguirán haciendo sus encargos para un tercero, vecino de los muchachos. Por otra parte, intento seguir el rastro firme de un batallón de jóvenes milicianos, acompañado por algunas centurias llegadas desde Teruel, que viajarán hacia la Puebla de Valverde para hacer frente a los nacionales en tal cruel e importante batalla en la que se decidió el futuro de nuestro país. Así que el único camino que he elegido, empieza a bifurcarse.

Si te interesan más historias como esta, échale un vistazo a mi blog El camino de escribir o puedes seguirme en mi página de Facebook rafaelsegura80.

Comentarios

  1. ¡Rafa, mi más sincera enhorabuena por tu recién estrenado blog!!!
    Por supuesto que no tiene que cesar tu ánimo en absoluto, y espero que esto no sea más que el principio de una buena y larga andadura literaria. La historia que propones me parece fantástica, y estoy seguro de que ahí tienes mucho que ofrecer. Un abrazo, amigo, y nos vemos a partir de ahora por aquí, "of course"...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog