Mirando el mapa



No me he perdido. Ni si quiera se me ha pasado por la cabeza dejar este camino y volverme a casa. Solamente estoy revisando paciente y concienzudamente el mapa de mi historia.
De esta historia que os voy contando conforme puedo. No paro de releer los capítulos corrigiendo o anotando algunos cambios que haré, o no, en el futuro. Reviso cada movimiento, cada conversación, cada acto, cada fecha… Retoco algún párrafo, lo borro, lo escribo de nuevo. A veces la inseguridad me hace dudar. Pero hay que ser fuertes y no rendirse. Además ya he bautizado a esta ruta. Por supuesto que aún no lo voy a desvelar, pero estoy convencido de que os gustará el título que he escogido. En terminar esta revisión del mapa seguiré explorando aquel Alcoy del 37 con aquellas abarrotadas calles de gente y siguiendo el rastro de nuestros dos amigos con nuevas aventuras. También retornaremos al Teruel de unos meses antes de su importante batalla. Seguramente, allí, nos esperen unas navidades llenas de sorpresas.

Si te interesan más historias como esta, échale un vistazo a mi blog El camino de escribir o puedes seguirme en mi página de Facebook rafaelsegura80.

Comentarios

  1. Por supuesto, jamás te rindas, Rafa, eso no. Me parece estupendo todo lo que haces, y la espera merecerá la pena, sin lugar a dudas. Pinta todo tan bien... Situarnos en aquel Alcoy de 1937 será alucinante e increíble. Un abrazo, amigo :o)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog