Pilot 125

Las radios se convirtieron en un objeto indispensable en la mayoría de las casas en época de guerra por ser uno de los medios, junto a la prensa escrita,  que informaba diariamente sobre el avance del conflicto.

Ambos bandos alentaban a los ciudadanos con mensajes subliminales. Los más atrevidos bajaban la voz de sus receptores para oír  las emisoras del bando enemigo y saber lo que, en verdad, estaba sucediendo.  Las escuchas ilegales estaban penadas con cárcel y muchos se jugaban su libertad por querer estar informados. Nuestros dos amigos adquirirán una radio Pilot 125, uno de los últimos modelos que acababan de salir al mercado y a éste se le denominaba Tombstone por su parecido a las lápidas de las tumbas. Los dos socios la expondrán en la tienda de antigüedades para poder sacarle algún beneficio extra. Lo que no se imaginan es cómo, este aparato, los conmocionará con una nefasta noticia.

Si te interesan más historias como esta, échale un vistazo a mi blog El camino de escribir o puedes seguirme en mi página de Facebook rafaelsegura80.

Comentarios

Entradas populares de este blog