miércoles, 19 de abril de 2017

La biblioteca


El silencio se rompe por el manso compás del reloj que cuelga de la pared. La luz del sol, cala entre las cortinas de los tres portones inundando de luz toda la sala. 
La ciudad sigue con el temor de otro bombardeo. Los trimotores, seguramente, surquen de nuevo el cielo dejando caer sus bombas llenas de terror y odio. En los bares y mentideros se rumorea que el bando republicano, está dispuesto a firmar la paz y terminar con tal cruel batalla. Los contertulios están deseosos de que el conflicto que enfrenta a las dos Españas, se acabe cuanto antes. En la biblioteca, los libros pulcramente ordenados, siguen siendo ajenos a la contienda, desconociendo que un proyectil puede destruirlos en escasos minutos. El estridente zumbido de la sirena del ayuntamiento alerta a los ciudadanos. Los transeúntes, corren hacia los refugios con el pánico metido en el cuerpo. Un nuevo ataque. Los cristales de los portones empiezan a temblar suavemente y un turbador zumbido se aproxima por el sur. Caen las primeras bombas y los libros vibran por los diabólicos estallidos. Esta vez, el ataque, se ha producido en la parte nueva de la ciudad. Estos ignoran una visita inesperada, mientras las calles se llenan de polvo, humo e impotencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario