miércoles, 21 de junio de 2017

A la sombra de los Savoia III



En las publicaciones de A la sombra de los Savoia y A la sombra de los Savoia II, expliqué como se intentaba proteger a los ciudadanos frente un ataque aéreo, con los refugios y las normas a seguir para acceder a estos.
Hoy os quiero presentar la recopilación de cifras de los siete bombardeos que sacudieron la vida cotidiana de la ciudad. 

 El lunes 18 de abril de 1938, tal y como anunciaba el periódico Humanidad, Alcoy fue declarada Industria de Guerra:

“La Delegación de Valencia de la Subsecretaría de Armamento del Ministerio de Defensa Nacional, comunicó al consejo Directivo de Industrias Metalúrgicas Alcoyanas Socializadas, declarando a estas, provisionalmente, Industrias de Guerra".  
Con el nombramiento como Industria de Guerra, los nacionales no se lo pensaron dos veces y atacaron la ciudad intentado destruir las fábricas que trabajaban sin descanso para la República. Mediante espías, el ejército de Franco, se informó de cada una de las empresas para conocer sus localizaciones y actividades que realizaban. Las más buscadas eran las del ramo de la metalúrgica, donde se suministraban proyectiles, amasadoras y secadoras para pólvora etc. etc. 

Situados en Mallorca, el 8º Stormo di Bombardamiento Veloce de la Aviazione Legionaria delle Baleari, despegaban desde el aeródromo de Son Sant Joan para internarse por el este hasta nuestra ciudad, dejando medio centenar de muertes y lanzando la friolera cifra de 49.085 kg. de explosivos en su totalidad.

Del libro “Alcoi: objetivo de guerra” del profesor Àngel Beneito, extraje los datos de los siete bombardeos con la relación de víctimas, bombas lanzadas, número de aviones e incursiones de los trimotores italianos. Los enumeré del uno al siete y creé otro cuadro adjunto con las calles, o lugares, afectados por las bombas. Los comparto un poco más abajo para que podáis ver todos los datos. 

Para terminar, os avanzo que próximamente publicaré un trabajo bastante curioso respecto nuestra historia. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario