Historias de la Columna de Hierro


Como sabéis, la segunda parte de La Guerra de los Dos Senderos estará dedicada, en su mayor parte, al recorrido que hizo el batallón Ruesca-Taíno.
Mucho antes de la salida del tío de Miguel, Antonio, he averiguado que en las primeras centurias que formaron parte de la Columna de Hierro había un miliciano alcoyano llamado Rafael Martí, apodado “Pancho Villa”.  El 8 de agosto de 1936, partieron 8 centurias bajo el mando del mismo Martí hasta Barracas, en “un tren de pocas unidades que los compañeros ferroviarios habían podido reunir para transportarnos” según narra Elías Manzanera en su libro Documento Histórico de La Columna de Hierro. En otra de las obras que he encontrado, Una Miliciana en La Columna de Hierro, María «la Jabalina» de Manuel Girona Rubio, cuenta que “Llegan a Barracas y, al día siguiente, salen a pie hacia Sarrión, donde llegan el día 9 de agosto a las 6 de la tarde”. Esta columna, en un primer momento y hasta su militarización, estuvo formada por algunos de los presos liberados de la cárcel de Sagunto. “Hasta el 14 de agosto no tuvieron el primer enfrentamiento con los nacionales, en su mayoría guardias civiles al mando del comandante Aguado, que procedían de Teruel con intención de recuperar Sarrión”.

Más adelante os seguiré contando como transcurren los primeros avances de la columna en Teruel hasta regresar a nuestra ciudad para reorganizarse y partir nuevamente hacia tierras aragonesas. A partir de ese momento, empezará nuestra aventura con el batallón Ruesca-Taíno. 

Si te interesan más historias como esta, échale un vistazo a mi blog El camino de escribir o puedes seguirme en mi página de Facebook rafaelsegura80.

Comentarios

Entradas populares de este blog